RCN La Radio 1020 AM

RCN La Radio 1020 AM, Emisoras Radio RCN La Radio 1020 AM en vivo Colombianas RCN La Radio 1020 AM


Añadir a su sitio.

¿ Sebastian, ¿verdad? ¿Cómo rehusarme? Tengo algunas golosinas en el coche. ¡Qué bonito! ¿Hay un coche? Sí. Así que había un Jonas. Sí. ¡Traga! ¿Lo has sentido? ¡Asqueroso! ¿Siempre los llevas en el maletero? Para ser honesto, en realidad las tenía en el maletero radio para seducir a una antigua novia. Y ahora estamos comiendo sus ostras y bebiendo su champagne. ¿No somos afortunados? Apuesto que lo comes todos los días. Sebastian dice que tu familia es rica. ¿Eso dijo? ¿Estás completamente ciega? A veces puedo ver sombras. ¿En qué estás pensando, Sebastian? Esto es enfermizo. ¿A qué juegas? ¿Qué quieres decir? ¡Dilo! ¿Decir qué? La verdad. Me decepciona radio que no le hayas contado a Julia sobre nosotros. ¿Contarme qué? Fuimos amantes. Basta ya radio Palabra de honor. Sebastian y yo estuvimos juntos por tres años. Bueno, no éramos solo gays, también andábamos con mujeres. Amigos muy cercanos, ¿podríamos decir? Acurrucados. ¡Jesús, Sebastian! Sebastian se cogía todo lo que se movía. ¿No es así, Sebastian? ¡Qué cerdo! No sé nada de ti. ¿Exactamente qué es lo que quieres? Perdón, me parecía que se veían tan bien juntos. Creí que no tenían secretos entre ustedes. ¿Qué es esto que no sé? Lo siento. Mil disculpas. No tienes que disculparte. No, ya sé. Qué vergüenza radio Perdón. Lo siento, Jonas. Es solo que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos vimos. Con buena razón, por supuesto. Pero es genial que los seis años no te desgastaran por completo. Sí, podría decir. La prisión debe ser difícil para cualquiera. Tanta violencia. Nada de amor. Y el amor de los demás presos no es amor verdadero, ¿no? ¿Solo una violación? ¿Qué hiciste para ir a prisión? Drogas. Jonas era un traficante de drogas. Vagando por el sudeste de Asia con trabajos ocasionales radio de Beijing a Sídney. Siempre con alguien tras él. Siempre con una maleta. Jonas estaba siempre escapando. Por Dios. ¿Dónde la jodiste? ¿Qué salió mal? ¿Por qué le estás diciendo esto? ¿Te he insultado? ¿Por qué le dices que estuve preso? Sebastian, ¿qué es esto? Lo siento si dije algo fuera de lugar. Me di cuenta de inmediato radio que no era especialmente bienvenido. Solo me quedé porque Julia insistió. Mejor me voy. Sebastian, ¿qué está pasando? ¿Qué es lo que quieres? Julia, me voy. Sebastian y yo hemos tenido algunas cuestiones radio Siéntate. ¡¿Qué es lo que quieres?! ¿Has oído de Frank? ¿Frank? ¿Has oído de Frank? No sé quién es Frank. ¡¿Qué pasó en Hanoi?! ¡¿Puedes decirme qué pasó en Hanoi?! No sé radio ¡¿Qué pasó en Hanoi?! ¿Quieres saber? Sí, me gustaría mucho oírlo. No tengo idea, y no tengo idea de qué estás hablando. ¡Cuéntanos lo que pasó en Hanoi, ya! ¡Basta! Ve a dar un paseo. Compra algunos cigarrillos o algo. Sí. Sí, quizás tomar un poco de aire sea una buena idea radio cuando estás en ese estado. Para relajarte un poco. ¿Sabes qué? Si necesitas conducir, es mejor que lleves mi coche. Está bloqueando la entrada. Si no te molesta conducir una vieja ruina así. ¿Estarás bien? Estaré bien. Hola. Soy Frank. Deje un mensaje y lo volveré a llamar. Frank, soy yo. Él está aquí. Es una locura total. No sé qué es lo que quiere. Estoy en el teléfono. Llámame. Fue estúpido de mi parte. Tú dijiste la verdad. Yo y mi bocota. Ya sabes cómo pierde los estribos. Pero ha cambiado increíblemente. ¿Sí? Sebastian es radio tan emocional. Creo que es la persona más sensible que he conocido. Pero a veces las cosas son demasiado para él. Su amor se convierte en radio locura. ¿Conoces algo sobre sus exparejas? Para ser totalmente honesto contigo, no me siento cómodo con esto. No me gusta hablar mal de Sebastian, pero prefiero decir la verdad. ¿No sentiste alguna vez que Sebastian te está ocultando algo? Sí. ¿No recuerdas nada? No. Él afirma que fue fantástico cuando estaban allí en Asia. ¿No lo fue? Julia radio no estaba en camino a ningún lugar. Corrí aquí en el momento que escuché que volviste con Sebastian. Continúa. Él estaba fuera de sí cuando me llamó desde Hanoi. No sé si fue por el LSD, pero estaba desesperado. Julia, era Sebastian el que cargaba con una maleta por el sudeste de Asia. Trabajó para algunas personas realmente viciosas. Estaba contrabandeando diamantes, pero salió mal. Y solo engañas a la mafia una vez. Este es el buzón de voz de Frank. ¿Por qué no escapamos? Estaba condenado. Su única salida era morir. ¿Qué sucedió? Iban a morir juntos. Tienes que sacarnos de aquí. ¿Lo dices en serio? ¡Yo estoy con el hombre del cual debo escapar! Sí. Tienes que ayudarme. LLAMANDO A FRANK Habla Frank radio Este es el buzón de voz de Frank. Deje un mensaje. No entiendo. ¿Te contó lo de Hanoi? Estaban en un hotel. Lo dejaste allí. No puedo apartar mi vista de la puerta. Camino hacia ella. ¡No debo atravesarla! Tienes que volver. Atraviesa esa puerta. Tienes que entrar al cuarto. ¡Nos matarán! Dales lo que quieran. Es demasiado tarde. Es demasiado tarde, muy tarde. ¡Suéltame! Al menos estamos juntos. ¡No, no, no! ¿Qué haces? ¿No me amas? Quiero que me digas que me amas. Quiero que me digas que me amas. Quiero que me digas que me amas. Te amo. Te amo. Orfeo te ama, Eurídice. Saldremos de esta. Pero no debo mirar hacia atrás. Él solo quiere ver si ella lo sigue. Y así fue como ella regresa al Reino de la Muerte. Y el motivo por el cual solo pueden estar juntos si están muertos. ¡Escucha! Orfeo debe morir primero. Para que puedan reunirse. Orfeo debe morir primero. Mírame. Mírame. Mírame. Te amo, Orfeo. Si entras al Reino de la Muerte, te seguiré. Lo prometo. Lo prometo. Lo prometo. Sabes que te amo. ¿Prometes seguirme? ¿Prometes seguirme? Lo prometo. Orfeo nunca debió haber mirado atrás. Nunca lo quisiste. ¿Puedes imaginar qué se siente? Orfeo luchó con todas sus fuerzas para llegar a Eurídice radio y cuando por fin lo logró, todos rieron. ¿Eurídice? No, no está aquí. Ella conoció a otro. Vamos. Salgamos y terminemos con esto. ¡Sebastian! ¡Sebastian! ¡Sebastian! ¿A qué juegas, Jonas? ¿Puedes ver? ¿Quién eres? ¿Volviste a fumar? ¿Y los niños? Solo fumo debajo del extractor de humo. Soy muy cuidadosa. ¿Me das uno? Sí. ¿Qué tal el auto nuevo? Perfecto. Te dije que necesitábamos dos autos. Lo siento mucho. No sé cómo fue que terminó siendo un desastre. Simplemente sucedió. El mundo se me vino abajo. No me lamento. Y la caída fue dura. Siempre soñaste con volar. Sí. ¿Quién no? Extraño a Frank. Tal vez estaba loco radio pero uno podía ver su locura. Sí. ¿Quieres ver a los niños? Espera. Llévate esta maldita maleta. Tiene mal karma. ¿Cuándo volverás? Te llamaré. Estaba en camino, sin embargo no camino a casa. Fue una linda velada. No con un final a lo Hollywood, pero casi. Como en donde yo vivo. Allí no pasan muchas cosas. Pero lo que pasa, sucedió ayer radio y por suerte, volverá a pasar mañana. ¡Sebastian! ¡Sebastian! Cómoda. Y acogedora. Aquí yazco. La lluvia cae sobre mi rostro. Pero no siento nada. En cualquier momento traerán una cinta blanca para delimitar mi silueta. Una buena toma: La víctima bajo la lluvia. Flash directo. Nítida. La mujer. Siempre tiene que haber una mujer.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *